Dislexia, un síntoma del Tdah

Dislexia

Autor: APANDAH

Publicación: 10 Mar, 2017

Categoría: Noticias

Calendario

marzo 2017
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Dislexia, el trastorno de las 1000 caras

¿Qué es la Dislexia?

La dislexia, una disfunción en la capacidad lecto-escritora de origen desconocido, afecta cuatro veces más a los chicos que a las chicas. Se manifiesta de muchas maneras, pero no está relacionada con el cociente intelectual de quien la padece y, aunque a veces acarrea consecuencias tan negativas como el fracaso escolar, se puede corregir.

Los niños disléxicos entienden perfectamente el lenguaje oral, pero encuentran grandes dificultades a la hora de leer y escribir. «Padecen una disfunción en su capacidad lecto-escritora, aunque su verdadero problema es su incapacidad para generar abstracciones a partir del lenguaje escrito», explican desde la Asociación Española de Padres para la Dislexia.

Según los expertos, los chavales bilingües con dislexia se enfrentan a una doble dificultad: «Tendrán más problemas para leer y escribir la lengua más complicada de las dos, como inglés o francés».

Dislexia

El origen del trastorno no está nada claro. «Puede tener una base hereditaria. De hecho, el cromosoma número 6 podría ser responsable de trastornos de la lectura». La disfunción también puede ser fruto de factores extrínsecos, como una mala enseñanza. «La dislexia se ha disparado en los últimos años. Es probable que el sistema pedagógico contenga errores que favorezcan el problema porque es muy atomizado, constructivista…, y no relaciona los conocimientos de unas materias con los de otras, cuando esas relaciones son las que construyen la abstracción», apunta.

Mara Cuadrado, psicóloga infantil, asocia la dislexia con otros trastornos que dificultan el aprendizaje de la lectura, como problemas en la lateralidad, en la orientación espacial, en la adquisición del habla… Tampoco hay que olvidar que algunos estudios avalan un posible trastorno neurológico.

Diversas manifestaciones de la dislexia

La dislexia es conocida como «el trastorno de las mil caras» pues, al poder manifestarse de muchas formas, presenta síntomas muy variados.

«Una dislexia es fácilmente detectable a partir de los 5 años»

A estos niños les cuesta muchísimo diferenciar las nociones espaciales básicas (arriba-abajo, izquierda-derecha, dentro-fuera); buscar elementos en una configuración; se “comen” letras y, por ejemplo, leen “sodado” en lugar de “soldado”; las añaden, no respetan la puntuación, les cuesta reconocer globalmente una palabra y tienen que leerla grafema por grafema, cometen errores ortográficos poco comunes, se confunden al deletrear…», continúa. Como el problema puede ser pasajero, «realmente hay que empezar a preocuparse cuando los pequeños tardan mucho en hacer los deberes y no tienen comprensión lectora, pese a esforzarse muchísimo».

Consecuencias de la Dislexia

Si no se corrige, la dislexia puede acarrear consecuencias muy negativas para estos niños.

  • Pueden llegar al fracaso escolar
  • Disminuye su autoestima
  • Sufren estrés
  • Se les tacha de vagos y de malos estudiantes…

A través de diversas pruebas es posible detectar si un niño padece o no dislexia y en qué grado. Se estudia su habilidad perceptiva visual, si tiende a lo concreto; dónde tiene el punto de orientación natural, normalmente muy descolocado; su conexión hemisferio izquierdo-hemisferio derecho; su nivel de comprensión de la lectura, si lee despacio y con una comprensión muy baja, si se inventa palabras, si se las salta, si pasa de una línea a otra… ; su nivel de escritura, cómo es su letra, si hace inversiones (si confunde la “d” con la “b”, si escribe “on” en vez de “no”, “sal” en vez de “las”…), cómo copia (normalmente mal) y, por último, su nivel de conversación, si son imaginativos y su vocabulario, que suele ser escaso.

Dislexia

Después, se utilizan técnicas de autocontrol para enseñarles a ordenar la percepción, a generar la abstracción y a dar agilidad mental a los conceptos. «La curación del niño pasa por el trabajo conjunto entre los padres y los profesionales, aunque al ser un proceso de larga duración, (puede llegar a durar meses o años, en función de la edad del niño) los padres acaban desanimados.

Por eso necesitan mucho ánimo. También sería necesaria la colaboración de los profesores, pero no existe mucha receptividad por su parte. A la mayoría de los niños disléxicos no se les puede pedir el mismo nivel que al resto de la clase y suelen contar con un profesor de apoyo. Sin embargo, las aulas de apoyo de los colegios están masificadas, pocos centros disponen de ellas y el profesorado suele estar poco preparado.

Guardar

Guardar

Fuente: Ineurofeedback


APANDAH

Calendario

marzo 2017
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Post relacionados…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.