Resumen ponencia del Dr. Russell A. Barkley

Según el Dr. Barkley el TDAH es un fallo en el sistema ejecutivo del cerebro y por lo tanto un trastorno de las capacidades ejecutivas de éste y más concretamente un fallo en su sistema de inhibición. Este fallo en la inhibición afecta a cuatro capacidades ejecutivas:

  • Capacidad visual: mirar hacia atrás y ver o rescatar información visual de acciones pasadas y sus consecuencias.
  • Lenguaje interno: voz en nuestro cerebro que nos permite hablarnos a nosotros mismos.
  • Capacidad emocional: controlar las emociones, ajustarlas y moderarlas, lo que les hace no tener control de las frustraciones y de las emociones
  • La Capacidad de innovación dirigida a un objetivo, planificar una respuesta y elegir la más conveniente, enfrentarnos a problemas, planear nuestra vida y pensar en el futuro.

Barkley

Barkley apunta a que el TDAH retrasa el Lenguaje interno, que el cerebro de los afectados madura y crece de entre 2 y 3 años de retraso y su capacidad funcional es inferior a lo normal.

Esto hace encontrarnos que niños con TDAH no consigan inhibir a los 5 años, que a los 7 no se hablen a sí mismos, a los 9 no puedan aún controlar sus emociones y que a los 12 años no consigan planificarse.

La falta de inhibición les hace ser impulsivos, su falta de capacidad visual les hace no cooperar, no compartir, no interactuar en grupo, no imitar y no tener un sentido del tiempo.

Su fallo en la memoria del trabajo verbal les hace tener una pobre autodescripción, autoinstrucciones y tener problemas con lo que oyen, leen o ven.. Su fallo en la función de la habilidad para solucionar problemas les impide automotivarse, solventar problemas y recopilar información, por ejemplo, si les pedimos que nos cuenten la historia que han leído, no la pueden trasformar en una narrativa coherente.


APANDAH