El bullying y el TDAH

Se ha constatado que los niños con dificultades del aprendizaje y autismo, especialmente los niños con TDAH, sufren mayor grado de bullying y ostracismo que sus compañeros.

Recordemos qué significan estos términos:

Bullying

Bullying

El bullying también conocido como “acoso entre iguales”, implica un maltrato físico, verbal o psicológico entre compañeros de colegio, que se produce de forma constante durante un largo periodo, tanto en la clase como en el patio o a través del móvil o las redes sociales. En ocasiones se manifiesta a través de puñetazos, golpes, empujones u obligando a la persona a hacer algo que no quiere, insultándola, poniéndole motes, amenazándola o criticándola a sus espaldas.

Ostracismo

El ostracismo se produce cuando una persona es ignorada y excluida por los demás o un grupo de compañeros en concreto. Pese a no presentar agresión verbal o física, el ostracismo resulta extremadamente doloroso para quien lo padece.

Las consecuencias de estas dos prácticas afectan negativamente al sentimiento de pertenencia, la autoestima, el auto-control, el sentido existencial, desencadenando numerosos problemas de carácter psicológico, afectivo, cognitivo y comportamental (soledad, depresión, agresividad, suicidio…)

En la actualidad se estima que entre el 25-30% de los niños están involucrados en bullying de un modo u otro, y se asocia especialmente con niños y niñas que entran en la adolescencia.

Guardar


APANDAH